febrero 22, 2013

Comienzo de año cuentero


Al iniciar el año Tiempo de Cuentos se fue de vacaciones, sin embargo el trabajo de llevar cuentos a diestra y siniestra no termina y en enero tuvimos la suerte de contar con la presencia de dos grandes narradores que hicieron de la suya en una propuesta narrativa muy entretenida.

Angela Zignago y Manuel Conde unieron sus talentos y demostraron que tienen cuento para rato.
Ellos nos deleitaron con sus "Cuentos de una noche de verano" que no solo agradaron, sino que también refrescaron al público que asistió aquel 31 de enero..

Agradecemos a toso aquellos que siempre nos acompañan en este maravilloso espacio como es el Centro Cultural CAFAE-SE.

Recuerden seguirnos en Facebook

febrero 15, 2013

Cuento: El Aburrimiento




  La lluvia cae sin cesar sobre el parque desolado del inmenso castillo. Los pájaros asustados se esconden debajo de los cobertizos y los cisnes blancos del estanque se refugian en una cabaña que el rey mandó construir para protegerlos.
            Laura, la princesa, aburrida mira el paisaje gris que se extiende de su castillo hacia el infinito. Nada la distrae de su cansancio y de su aburrimiento. Sola, abandonada de todos inventa juegos y amigos que no acuden para distraerle. Que largo y pesado es el día. No ocurre nada, no viene nadie para amenizarle las horas que se suceden unas detrás de otras.
            Laura cansada de estos momentos vacíos llama a sus criadas una por una para que le sugieran alguna distracción. Más las buenas mozas, bostezando a cada instante, no tienen mejores ideas que su joven dueña. Enfurecida, Laura las despide, las castiga y les prohíbe hablar hasta que llegue la noche.
            La princesita coge su espejo y mira su dulce rostro ensombrecido por el hastío. De repente, en el fondo del espejo, se enciendo una luz ambarina que  destella como un diamante.  La joven pasa sus dedos sobre la luz que repentinamente le quema.
            Será, piensa Laura, una ficción creada por el brujo del palacio que hoy también se aburre. Más la luz empieza a tener formas, contornos... y se sale del marco del espejo, vagando por la habitación con gran estruendo. Al ruido caótico se une un fuerte perfume a fresa y frambuesas del bosque.
            Laura, asustada, pide auxilio, pero ni los reyes, ni la servidumbre oyen sus gritos. La llama, presa de una risa insostenible, le pregunta lo que le ocurre, impresionándole aún más.
          Laura llora y pide clemencia a esta “ cosa” que le provoca tanto terror. Por fin, la llama concluye con sus risas y voces y indica  a la princesa que no piensa causarle ningún daño. Le explica que es el reflejo del propio aburrimiento. Hastiada en el fondo del espejo quería hacer algo divertido para cambiarse las ideas y  de paso alegrar a la muchachita.
Todas las tensiones desaparecen y Laura decide convertirse en la amiga de la llama. Tranquila y serena, la princesita cuenta su mal estar por este día lluvioso sin sorpresa y sin fin. La llama le aconseja que coja un libro de cuentos y le lea algún párrafo con el fin de encontrar un remedio a esta situación.
Y Laura lee, lee, lee cuentos y cuentos a la llama hasta que caiga la noche. Sin darse cuenta, las horas van corriendo hasta el anochecer y Laura no vea el tiempo pasar. Cuando, muy tarde, la princesita se percata que no tiene la suficiente luz para seguir leyendo,  advierte también que la llama del aburrimiento ha desaparecido y que está sola en su habitación.
Laura acaba de comprender el poder de la lectura. En unas pocas horas, ha dado la vuelta al mundo, ha conocido millones de amigos, ha descubierto valiosos tesoros. Gracias a los libros ha vencido al aburrimiento.

 Harmonie Botella

Un maravilloso cierre del año con cuentos


 Te canto un cuento o te cuento una canción (último espectáculo del 2012)




El 2012 ha sigo generoso con nosotros, estamos agradecidos por el cariño brindado a cada uno de los que conformamos el equipo de Tiempo de Cuentos. La misión ha sido cumplida: hemos generado una comunidad que se ha enriquecido con nuestro propósito, les hemos llevado bellas historias y las han gozado complacidos, hemos visto sus rostros siendo complices de nuestra propuesta, esto nos lleva a darle un merecido reconocimiento a ustedes quienes hicieron lo posible por tomarse un sincero y bien merecido Tiempo de Cuentos.

Nuestra última función en diciembre estuvo llena de calor humano infantil, tuvimos un público que cantó cada cuento, que siguió cada historia, que participó sinceramente con su alegría; gente que dejó salir al niño que todos llevamos dentro. Fue rico sentir ese calor comprometido.

Aquel jueves 13 de diciembre presentamos Te Canto un Cuento o Te Cuento una Canción, una significativa propuesta que nos brindó la simpática oportunidad de compartir escenario con una amiga entrañable con quien siempre es un placer trabajar. Marie-Eve Lefebvre y sus siluetas complementaron esa noche de cuento. Ella junto a Manuel Conde, Yeniffer Díaz y Jorge Bartra dejaron una huella imborrable en el corazón de todos aquellos que fueron parte deesta musical idea.

Ese día la gente salió feliz, los niños sonrieron sinceramente y nosotros nos divertimos como siempre. También hubo sorteo de libros y ganadores satisfechos con los nuevos títulos que completarían su librero.













Gracias por el cariño y la confianza, el 2013 nos brinda la posibilidad de seguir con este camino maravilloso, con el camino de las historias que llena nuestros corazones de muchísima alegría. Un agradecimiento final a esta casa que nos ha abierto las puertas desde el primer día, esta casa que ha confiado en nuestro trabajo, gracias Centro Cultural CAFAE-SE por permitirnos presentar nuestras locuras hechas espectáculos narrativos.